Como potenciar tus objetivos a través de los retos

Reta con misiones, era uno de los puntos que incluíamos en nuestro post “10 ideas para incentivar las ventas de tu equipo en 2014”Los retos representan un punto fundamental dentro de un proyecto de internal gamification, por ello voy a poner una atención especial en cómo a través de los retos podemos potenciar ciertos objetivos de negocio o acciones tácticas de la compañía.

El reto es un objetivo o tarea costosa, difícil, etc…, que estimula a alguien a esforzarse por realizarla o superarla. Por ello, en un juego basado en enterprise gamification, los retos ayudan a mantener la motivación, a sacar al jugador de la rutina del día a día, a mantener la tensión y a fomentar el espíritu de superación. Y por su naturaleza, es evidente que si los aplicamos en colectivos de ventas, podemos sacar muchos beneficios de ellos. Pero es importante que, para que mantengan la esencia, duren un periodo limitado de tiempo dentro de una partida. Podemos definir la duración del reto en base a diversos criterios: el tipo de reto, el objetivo que persigue, la duración de las partidas de un juego…

Y dentro de un juego, los podemos configurar para que los jugadores obtengan puntos extra o para que consigan un premio directo. Además, pueden ser individuales o colectivos.

Pero, entremos ya en lo que realmente nos interesa de los retos…

¿Qué aspectos de nuestro negocio nos pueden ayudar a potenciar?

Campañas de marketing o promociones
Los retos pueden apoyar muy bien nuestras campañas de marketing y hacer que se ejecuten, desde un punto de vista de ventas, mucho más rápidamente.

Es muy aconsejable apoyar nuestras promociones lanzando un reto al equipo comercial, ésto contribuirá a un mayor éxito en nuestra campaña.

Lanzamientos de producto
Es evidente que en el momento que una compañía lanza un producto, se hace por todo lo alto e intentado dar el máximo “bombo” posible. En este sentido, los retos pueden ser una buena vía de apoyo y suponen un refuerzo importante en nuestros lanzamientos, además de premiar a todos aquellos participantes que hayan contribuido mejor a éste lanzamiento.
Promociones estacionales
En este caso, para apoyar la venta de aquellos productos que se venden en una época determinada del año. Por ejemplo, si soy un laboratorio farmacéutico con productos antigripales, puede ser muy útil lanzar un reto que nos ayude a focalizar y potenciar la venta de éste tipo de productos durante la partida que se ha definido en la estación de otoño.

Indicadores en los que estemos pinchando
Ésto es muy común en el mundo de la venta. Hemos previsto unos objetivos y no se están cumpliendo. Voy a ejemplificarlo, soy una tienda de moda y no estoy consiguiendo los objetivos de venta de abrigos porqué la metereología no ha ayudado a ello, aunque es la época de más venta de este producto. En este caso, el reto puede ser una vía muy buena para ayudarnos a remontar éste indicador y recuperar el resultado esperado.
Indicadores de negocio que no se hayan incluído en la competición. 
Cuando definimos un juego, los indicadores que se eligen dentro de la competición son con la idea de que tengan la mayor repercusión posible en nuestros objetivos de negocio. Suelen perseguir la mejora de la venta, los márgenes, la captación de nuevos clientes… pero hay muchos otros indicadores que quizás no tengan una incidencia tan directa en el negocio, como lo pueden ser los de ventas, pero no por ello no tengan también su importancia.

Algunos ejemplos de retos que pueden potenciar otros indicadores importantes son:

  • Retos para reducir los gastos. Para fomentar una cultura responsable en cuanto a los gastos de empresa (viajes, móvil, comidas…).
  • Retos también para reducir los días de cobro o los impagados.
  • Retos relacionados con el uso de nuestros sistemas. Para potenciar la utilización del CRM, para potenciar la introdución de pedidos vía web, etc…
  • Retos de captación. Si por ejemplo tenemos previsto un evento o simposium, podemos lanzar un reto con el objetivo de captar asistentes del target deseado o focalizados a conseguir nuevos contactos de un segmento concreto de nuestro negocio que nos interese en aquel momento.

Categorías de producto concretas de alguno de los indicadores que hayamos incluído en la competición.
Éste tipo de retos van orientados a reforzar los indicadores de la competición. Por ejemplo, podemos definir cada mes una categoría concreta de producto en la que nos interese potenciar la venta.

Volver a motivar a las personas que no están obteniendo buenos resultados.
Se les denomina retos repesca y sirven para motivar a una parte del colectivo que está teniendo un mal resultado en el juego y queremos recuperar su motivación.

Fomentar el trabajo en equipo y el espíritu colaborativo.
Ésto podemos conseguirlo a través de los retos colectivos. Si en el juego se ha definido la competición de indicadores para que sea de forma individual, una buena forma de equilibrarlo es a través de los retos colectivos. Los retos colectivos se llevan a cabo en equipo y no sólo fomentan valores como la colaboración, también ayudan a estrechar los vínculos entre los integrantes del equipo, si el premio final hacemos que puedan disfrutarlo y compartirlo juntos.

Cómo véis los retos tienen múltiples beneficios y pueden servirnos para acelerar nuestros objetivos de negocio y, como apuntaba al principio, suponen un punto clave en un proyecto de gamificación y un complemento ideal dentro de la competición.

¿Te apuntas a retar a tu equipo?

Sofía Canela

Sofía Canela

Sales Executive & Lead Team at Compettia
Desde el año 2015 Sales Executive de Compettia, ayudando a importantes compañías de nuestro país a mejorar sus procesos formativos y entrenamiento de sus fuerzas de ventas a través de retaME, juego de trivial privado para uso empresarial.

También lidera el equipo de Sales Development Reps que se encarga de desarrollar y generar visitas para el departamento comercial.
Sofía Canela

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *