Gamificación en un entorno empresarial: ¿Qué es y cómo se hace?

 Hoy nos complace tener de autora invitada a Ester de Nicolás Benito. Ester trabaja en Microsoft como responsable del negocio Office y Office 365. Además es una apasionada de los videojuegos y cree firmemente en la aplicación de los mismos al entorno empresarial. ¡Bienvenida Esther!

La gamificación o ludificación (del inglés, gamification) es un término que se ha adoptado en los últimos años para hacer referencia a la aplicación de dinámicas de juego en entornos no necesariamente lúdicos. Por ejemplo, en una empresa para motivar a los empleados, en una campaña de marketing para promover determinados comportamientos entre los consumidores o en una página web para potenciar el consumo de contenidos. Las posibilidades son infinitas, y en los últimos años hemos visto un incremento considerable de iniciativas de este estilo, desde marcas que utilizan mecánicas de juego para potenciar el consumo de sus productos (un excelente ejemplo de esto es Nike+), hasta redes sociales que utilizan este tipo de estrategias, como LinkedIn con su barra en la que muestra el porcentaje de tu CV completado o Foursquare con sus diferentes medallas.

Sin embargo, y como suele pasar con ciertos trending topics que se suceden en el mundo del marketing, conviene pararse a pensar un poco antes de lanzarnos a aplicar medallas o puntuaciones a lo loco. Para que una estrategia de gamificación tenga éxito, debemos siempre plantearnos las siguientes preguntas:

¿Qué objetivo de negocio persigues a través de la gamificación?

¿Por qué te estás planteando la gamificación? ¿Esperas sacar un beneficio claro de negocio o quieres conseguir otros objetivos, como motivar a otras personas para cambiar ciertas conductas? En este punto del proceso es conveniente centrarse en el objetivo final en lugar de detallar las acciones puntuales mediante las cuales planeas llegar al objetivo. Si la estrategia de gamificación que quieres diseñar tiene éxito, ¿qué resultado positivo para el negocio va a generar?

gamificación-empresarial

¿Cuáles son los comportamientos que deseas promover?

¿Qué esperas que hagan los jugadores? ¿Qué métricas vas a utilizar para medir el desarrollo del juego? Las acciones de los jugadores deberían ayudarte a alcanzar el objetivo definido en el primer paso aunque no necesariamente tengan una relación directa. Por ejemplo, tu objetivo podría ser incrementar las ventas de la compañía, pero el comportamiento que esperas de los “jugadores” (en este caso los clientes) no tiene por qué ser que compren más (lo que sería una relación directa) sino quizá sea que pasen más tiempo en tu web consumiendo contenidos. Puedes definir diferentes comportamientos, pero siempre asegurándote de que, en última instancia, estén dirigidos a conseguir el objetivo y que puedas medirlos para que el jugador sepa cómo va en el juego. Las métricas deberían motivar a los jugadores a realizar los comportamientos que definas (por ejemplo, ganando puntos por ver vídeos en tu página web).

¿Quiénes son tus jugadores?

¿Quiénes son las personas que van a participar en la actividad que quieres “gamificar”? ¿Son posibles clientes, empleados de tu organización u otro tipo de comunidad? ¿Cómo son? Toda la información estadística que puedas obtener sobre tus jugadores te ayudará a entender qué elementos de juego pueden ser más efectivos para tu audiencia. Si no realizas este ejercicio, podrías por ejemplo diseñar un sistema basado en competición individual cuando lo que hubiese funcionado mejor es un sistema basado en cooperación entre equipos.

¿Qué elementos de juego vas a utilizar?

Es importante que definas con detalle cómo vas a motivar a los jugadores. Para empezar, debes decidir cómo los jugadores van a conocer su status en el juego y cómo eso va a motivarles para continuar jugando. Como hemos dicho al principio, no todo son puntos y medallas, es importante que el sistema sea adecuado a la audiencia y, sobre todo, es vital que sea un sistema divertido independientemente de las recompensas extrínsecas. Después de definir este punto, lo siguiente es plantear si los jugadores progresarán de alguna forma dentro del sistema de juego (por ejemplo mediante niveles). Este punto es importante de cara a asegurar que el sistema funciona tanto para enganchar a jugadores nuevos como para mantener el interés de los jugadores que hayan jugado más tiempo.

¿Qué herramientas necesitas utilizar?

¿Cómo va a ser la experiencia del jugador? ¿Cómo se juega? ¿Cómo interactúan los jugadores entre ellos? Por ejemplo, podrías decidir que los jugadores vayan a utilizar principalmente sus PCs, dispositivos móviles o incluso un tablero físico. Podrías elegir utilizar como base del juego una red social corporativa, como Yammer, para fomentar la interacción de los jugadores entre ellos (si los jugadores son empleados de la compañía) o utilizar una red social pública si estamos hablando de clientes. En este punto ya se deben definir los últimos detalles y elegir las herramientas adecuadas para implementar el juego, asegurándonos por supuesto de que todas las decisiones que hayamos tomado en el proceso estén ligadas al primer punto, nuestro objetivo de negocio.

Ester De Nicolás Benito

Ester De Nicolás Benito

Office 365 Enterprise Product Manager at Microsoft
Especialista en marketing de soluciones Cloud y licenciada en Ingeniería de Telecomunicación, actualmente trabaja en Microsoft como responsable del negocio de Office y Office 365 en gran cuenta a nivel nacional. Comenzó su carrera profesional en el área de investigación de tecnología médica para luego incorporarse a HP donde durante ocho años desempeñó diferentes responsabilidades relacionadas con computación de alto rendimiento y Cloud Computing (IaaS). Apasionada de los videojuegos y buscadora de Next Big Things, cree firmemente en el potencial de la aplicación de dinámicas de juego a procesos de negocio para maximizar los resultados.
Ester De Nicolás Benito

Latest posts by Ester De Nicolás Benito (see all)

6 thoughts on “Gamificación en un entorno empresarial: ¿Qué es y cómo se hace?

  1. Pingback: Thomas Sabo Outlet
  2. Pingback: leself

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *