También podemos impulsar objetivos financieros con gamification

Cuando se piensa en las aplicaciones de la gamificación, habitualmente se pone en primer lugar a los clientes (gamificación externa) y en segundo lugar a los equipos comerciales (gamificación interna). Esto se debe a que cuando se debe afrontar una inversión,  se piensa en impulsar aquello que más rápidamente nos puede dar un retorno. Pero también hay razones tecnológicas y de control: la gamificación que han venido aplicando las empresas hasta hace poco tiempo era manual, con pocas aplicaciones en el mercado que les permitiera hacer acciones generalizadas con poco esfuerzo adicional y con pocas herramientas para medir tanto los resultados como su retorno.

Si nos centramos en la gamificación interna, es decir aquella cuyo objetivo son los recursos humanos de la empresa, sin duda un incremento de las ventas impulsada por la mayor motivación e implicación de los empleados es una clara justificación para poner en marcha un proyecto de estas características pero, ¿porqué limitarnos a ello si ya existen en el mercado aplicaciones que, con un mínimo esfuerzo, pueden gamificar otros ámbito dentro de la organización?

Gamificacion con objetivos financieros

Parece lógico pensar que una persona motivada alcanzará antes y mejor  sus objetivos que una que no lo esté. Y esto es aplicable a cualquier ámbito de la compañía.  Con esta amplitud de miras y contando con la ayuda de la tecnología, los objetivos financieros que pueden impulsarse con la gamificación son muy numerosos. Sólo necesitamos encontrar aquellos indicadores de cada objetivo sobre los que puedan incidir nuestros empleados. Nos centraremos en los que son más generales y pueden interesar a un mayor número de compañías.

Si dejamos aparte el objetivo de maximizar los ingresos, otro objetivo financiero donde el uso de la gamificación está creciendo es el de minimizar los gastos. En este sentido gamification nos da la posibilidad de poner a competir a los empleados para que reduzcan determinados gastos como viaje, telefonía o material de oficina. La competición por ser el más ahorrador, la visión de los gastos de otras personas, el poder conseguir un reconocimiento tanto material como de estatus, todo ello influye de forma sorprendente en la consecución del objetivo. Como en todos los aspectos en los que se aplique la gamificación, probablemente deberán ponerse valores relativos, no absolutos, que permitan competir a todo el mundo en igualdad de condiciones. En la competición por la reducción de los costes suele ser interesante incorporar el factor equipo: competiciones entre tiendas, distribuidores o departamentos. Con ello se pueden ampliar los objetivos: reducción de consumo de electricidad, de agua o de rotación de stock.

Otro aspecto en el que se usa Gamification para impulsar objetivos financieros es en la reducción de los DSO (días medios de cobro). Aquí la gamificación puede ser doble si también se gamifica la formación, dando mejores argumentos para las personas que deben conseguir los cobros. Se transforma un trabajo que puede ser tenso y tedioso por uno con un aprendizaje continuo y con alicientes para la mejora.

objetivos-financieros-gamificación

El último aspecto que destacaría con el fin de impulsar nuestros objetivos financieros con gamification está relacionado con el cierre contable (menor tiempo, menor número de errores,..) y con la introducción de cualquier tipo de datos a los sistemas de la compañía. Trabajos rutinarios, pero de vital importancia para conocer la situación de la compañía que pueden mejorarse con el incentivo que supone la gamificación.

La gamificación automatizada permite reenfocar los objetivos de forma ágil y apenas sin coste adicional. Por ejemplo, si dentro del objetivo de reducción de costes se ha impulsado la reducción del gasto en móviles y se ha alcanzado, puede ponerse, en la siguiente partida, un objetivo de disminución del gasto de viajes.

Lo que mueve al empleado a conseguir los objetivos  es el juego, el reconocimiento social, la concienciación que supone ver el propio resultado comparado con los demás, la pertenencia a un equipo y, finalmente los premios. Ser conscientes de ello y aplicarlo de manera correcta nos va a dar unos resultados sorprendentes.

Jordi Guàrdia Rocamora

Jordi Guàrdia Rocamora

Chief Financial Officer at Apesoft-Compettia
Experienced Senior Executive with more than 20 years of increasing responsibilities in Finance & Human Resources domains. He has been working with proven success in multinational environments (Ernst & Young, USP Partners, Teletech Inc.), Start-Up companies (Emergia ) as well as in companies with more than 80% sales growth per year (DTG).
He is currently working in the Business Intelligent software factory ApeSoft as worldwide C.F.O. and HHRR Director.
Jordi Guàrdia Rocamora

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *