7 beneficios que te aporta formar a tu equipo con Gamificación

La formación es una de las palancas más importantes para obtener un mejor rendimiento de los negocios a la vez que aumentar el valor de las personas, pero resulta complicado hacer formación de forma efectiva.

En su momento, el eLearning introdujo cambios importantes en las estrategias de formación, focalizándose en la reducción de costes, flexibilidad en la gestión de tiempos y evaluación del aprendizaje.

Sin embargo, siguen existiendo importantes debilidades que la gamificación sí puede ayudarnos a resolver. Y, al mismo tiempo, nos puede permitir potenciar algunos de los ámbitos en los que ya empezó a trabajar el eLearning. Nos centramos en conceptos como la motivación, el reconocimiento y el seguimiento del grado de conocimiento, además de otros relacionados con costes, autonomía o visibilidad. Además de incrementar significativamente el employee engagement.

Vayamos al grano, ¿qué beneficios te aporta formar a tu equipo con gamificación?

1. Mejora del conocimiento

No por obvio omitiremos el principal objetivo y beneficio de recurrir a la gamificación. Queremos personas mejor formadas para lograr un mejor desempeño de las funciones que les hemos asignado. La cuestión y objeto de este artículo es el qué y el por qué, que describo a continuación.

2. Reducción de costes, rapidez de despliegue y flexibilidad de horarios

Insistimos en la necesidad de reducir desplazamientos y largos periodos laborales dedicados a la formación. Las tecnologías actuales nos permiten incorporar a través de los juegos estrategias que permitan formar a decenas, cientos y miles de empleados a través de plataformas que permitan decidir a las personas en qué momento y dónde se forman, de forma simultánea. Todo ello está ligado con el concepto de autonomía que nos permite a las personas tener un mayor control y decisión sobre nuestras acciones (formativas, en este caso).

3. Motivación gracias a la diversión, la adicción y la viralidad

La formación, hasta ahora, resultaba un proceso aburrido, por qué negarlo. El juego nos permite introducir un concepto nuevo: hagamos la formación divertida. Conseguimos que las personas se formen a través de una dinámica motivadora, que invita a la participación, a no abandonar, y a invitar a los demás a participar. Requerirá una estrategia de introducción progresiva de mecánicas de juego que mantengan la motivación. Al mismo tiempo, convertir los procesos formativos en un juego ofrece la posibilidad a las personas de fallar y acertar sin repercusiones negativas, lo cual fomenta la participación y en definitiva mejora los resultados finales individuales y del colectivo.

4. Asimilación del conocimiento medible

Es de vital importancia conocer cuánto están aprendiendo tus empleados, qué tipo de conocimiento se asimila mejor y cuál peor, curvas de aprendizaje colectivas e individuales, cuánto tiempo están dedicando las personas a la formación. Todo ello lo permite la trazabilidad de lo que ocurre en el juego. Al mismo tiempo, esta información llega a las personas, que son conscientes del propio grado de conocimiento.

5. Generación de reconocimiento

A través de la formación continuada, la visibilidad de los resultados y la comparación del grado de conocimiento entre las personas, podemos generar un inventario de conocimiento de las personas, saber quiénes son los mejores conocedores de cada materia. Gracias a ello, podremos ofrecer la oportunidad de compartir ese conocimiento, sacar el mayor partido de quienes más saben, al mismo tiempo que premiamos y reconocemos los altos niveles de conocimiento. Permitimos también por tanto que las personas sean conscientes cuánto saben en comparación con los demás, dando visibilidad de esta información.

6. Gestionar la motivación extrínseca e intrínseca

La gamificación nos permite gestionar la motivación de forma sostenible, combinando adecuadamente elementos de motivación extrínseca,  a través de los logros, premios, reconocimiento, etc., y la motivación intrínseca, logrando progresivamente que las personas perciban detrás del juego objetivos de formación, currículum formativo y reconocimiento del conocimiento adquirido.

7. Impulsar un mayor conocimiento de acciones concretas

El rápido despliegue de la formación permite tener una gran agilidad de formación para acciones tácticas, como lanzamiento de productos, introducción de nuevos procesos, etc. Descubrimos que los mecanismos de formación general pueden aplicarse sin mayor esfuerzo y coste a acciones puntuales estratégicas para la compañía.

Desde Compettia enfocamos la formación a través de la plataforma retaME, una solución en la que los empleados competirán retándose entre sí para saber quién sabe más. Una dinámica de juego que permitirá multiplicar los beneficios de la gamificación gracias a la competición, la socialización y la viralidad.

Santiago Úbeda

Santiago Úbeda

Gamification Specialist at Compettia
Se incorporó a ApeSoft en 2010. Desde entonces ha desarrollado funciones en el equipo de Servicios, como Jefe de Proyectos primero y Director de Consultoría hasta 2012, y en el área comercial como Responsable de Cuentas y Preventa, lo que le ha facilitado una visión transversal de procesos de venta, productos, proyectos y atención al cliente.

Actualmente ejerce funciones de Customer Success, asegurando la satisfacción de clientes, y Especialista en Gamification, como diseñador de juegos.
Santiago Úbeda

One thought on “7 beneficios que te aporta formar a tu equipo con Gamificación

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *