El Vendedor que no celebraba la Navidad…

Cada año repetía la misma musiquilla.

“Menudo rollo lo de las Navidades”. Malhumorado, como peleado con el mundo se dirigía a compañeros y clientes quejándose de que cuando llegaba la Navidad todo el mundo ponía cara de bueno, prometía un montón de cosas que luego no cumpliría y  la vida parecía una novela rosa que según él ,era pura hipocresía.

Las ventas, las ventas eran su talón de Aquiles. Cada vez que se acercaba el final de año y veía que no llegaba a sus objetivos le llevaban los demonios y justo en ese momento empezaba su cruzada particular contra la Navidad, como si esta fuera la culpable de todos sus males.

Era uno de esos vendedores seniors de toda la vida, de los que cada vez que venía alguien a darle un curso o le comentaban algún tipo de mejora en su trabajo, miraba a la gente como perdonándole la vida y diciéndoles “que me vas a enseñar a mi…”

No le gustaba ir a la cena de empresa porque era un verdadero “peñazo” aguantar tanta falsedad.

Se disponía a marchar, cuando en la puerta de la oficina, tropezó con aquel joven de color, la última incorporación en el equipo comercial.

–        “Perdon Sr Ramírez, no le he visto es que marcho para casa, quiero celebrar la Navidad con los míos”.

–        “Si, si ves, total no sirve para nada, ya verás cuando vuelvas y te enfrentes a la dura realidad ja, ja le comentó”.

–        “Porque dice eso Sr, Ramírez…?, yo si no existieran las Navidades no podría trabajar, no podría vender…”

–        “Venga hombre lo que me faltaba por escuchar sino hubiera Navidades no venderíamos, le dijo burlándose…”

–        “Bueno, no se lo que vende usted Sr. Ramírez, pero cada día que yo salgo a vender, procuro vender amor por lo que hago, respeto por lo que me piden mis Clientes, comprensión cuando no salen las cosas como quiero tanto a mi como a los demás, ilusión en cada producto nuevo, pertenencia a un grupo de compañeros y a mi marca.

–        “Sabe Sr. Ramírez durante todo el año voy agotando poco a poco cada uno de esos valores. Necesito recargarlos en las navidades estando con los míos, no por nada solo por celebrar que estamos un año más juntos, siendo lo que somos y como somos…”

–        “Vuelvo lleno, fuerte para el año que viene para seguir vendiendo…”

–        “Ah.. Sr Ramírez… Feliz Navidad”.

Paco Sosa

Responsable de Marketing y Comunicación at Grupo Mediapost
Relaciones Públicas Institucionales, profesor invitado en diferentes escuelas de negocio. Especialista en Responsabilidad Social Corporativa, logística y transporte urgente.
Cuento historias cotidianas que pretenden ayudar a entender los procesos de comunicación, relaciones personales y Atención a los Clientes de cualquier empresa e institución.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *